hoj
esp
ara
ing
fran
hoj

Con el abandono de los pueblos, el olvido de
las tradiciones y la incorporación de nuevas
formas de vida se pierde gran parte de nuestra
cultura, la que da cuenta del pasado histórico, la
que justifica el presente y de la que depende, a veces sin reconocerlo, nuestro futuro.

¿Hay algo mas triste que una escuela sin niños, una estación sin viajeros, un pueblo sin vida y sin vecinos?
El pueblo de Ruesta pasó a depender del Ayuntamiento de Urriés en la década de los años 60; las razones todos las conocemos, la construcción del pantano de Yesa. Ruesta se quedó sin tierra, casi sin término municipal porque las aguas lo anegaron todo. Quedaron las piedras, se ahogaron las vidas, sucumbieron las conciencias. Nos debe servir de recordatorio. Quizás sea inevitable, pero la desaparición de un pueblo cimplica la destrucción irreparable de un patrimonio material, cultural, sentimental...aniquilar de un plumazo, obligados sus vecinos a encontrar un horizonte mejor, una forma de vida y el legado histórico que sus ancestros les dejaron.

"Cuando el último árbol haya sido abatido, cuando el último río haya sido envenenado, el último pez haya sido pescado, solo entonces nos daremos cuenta que el dinero no se puede comer".
Jefe indio Seattle 1856

Cito algunos párrafos del capítulo que dedica a Ruesta el periodista Alfonso Zapater (Aragón, Pueblo a Pueblo), de gran interés documental. Ayer, la sinrazón fué un pantano. Hoy y mañana pudiera ser cualquier otra razón la que haga cerrar la última casa de un pueblo. Mantengamos vivos nuestros pueblos y luchemos por ello.

"Ruesta, murió en aras de aguas vivificadoras,
holocausto de un pueblo para que otros pueblos
pudieran asegurar mejor su futuro. Las aguas
redentoras del pantaño de Yesa, en la alta
Zaragoza, exigieron éste y otro muchos
sacrificios. Ahora, a Ruesta no le queda siquiera
el consuelo de contemplar el ejemplo de
Tiermas, allí enfrente, como emergiendo del
embalse coronando el monte, otro pueblo
fortaleza sacrificado al beneficio común. Es lo
que se dice siempre.
¿Por qué mueren los pueblos? Unas veces por falta de
atención, por el atraso a que se ven condenados; otras, a
manos del propio progreso. Como sucede con los pantanos
y las autopistas. Ruesta vive tan solo sus sueños de villa
muerta, cuando aún siguen en pié los torreones de su
antigua fortaleza, presidiendo un casco antiguo vacío. Las hierbas y los arbustos lo invaden casi todo. El viento se
cuela por los huecos de la puertas y ventanas arrancadas
de cuajo. (...)
Fué un enclave importante en la historia navarro-aragonesa.
Enclave de Navarra -como Petilla-, hasta 1055. Enclave después para rendir cuenta de nuestra mejor historia. Su situación al norte de la provincia es particularmente privilegiada, entre los términos de Escó, Artieda, Pintano, Urriés y Undués de Lerda.

Allí, con más de un centenar de edificios, apiñándose a la sombra del castillo y de la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, pero ya no hay voz de campanas convocando al vecindario.
Las casas más antiguas del pueblo se levantan en la misma plaza, frente a la iglesia. Son tres edificios que datan del siglo XV, con portalón de arco apuntalado y ventanales góticos en el piso noble. La piedra de sillería enoblece las esquinas. (...)
Uno se imagina la vida en el lugar, felices los vecinos contemplando la majestuosidad del paisaje.
¿Cuántas lágrimas habrán sido derramadas por los que un día nacieron y crecieron a la sombra del castillo de Ruesta, dueños y señores de un paisaje abierto a todas las ilusiones y esperanzas? Pero llegó el agua y sembró la muerte*, cuando su misión redentora y fundamental es la de sembrar vida."

*En Junio de 1988, la Confederacion Hidrográfica del Ebro, cedió el uso de Ruesta a una central sindical (CGT). Esta cesión se inscribe en la política de la CHE en la recuperación de los núcleos abandonados, victimas de la construcción de embalses. Desde ese año, la recuperación de parte del casco, con un albergue y edificios auxiliares, es palpable.

L. Meavilla 2012

Predicción meteorológica

El tiempo en Urriés

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

pan